El desierto

Quizás el desierto de Galilea en el año cero era similar al gran desierto que vive en el norte de Chile y al sur del Perú. Porque quizás todos los desiertos del mundo sean el mismo, José Saramago en el libro “El evangelio según Jesucristo” describe lo que vimos los días pasados en el desierto de Atacama.

“Ananîas le dijo a José, Vamos al desierto, pero nosotros sabemos ya que el desierto no es sólo aquello que nuestra mente se acostumbró a mostrarnos cuando leemos u oímos la palabra, una extensión enorme de arena, un mar de dunas ardientes, desiertos, tal como aquí los entienden, los hay hasta en la verde Galilea, son campos sin cultivo, los lugares donde no habitan hombres ni se ven señales asiduas de su trabajo, decir desierto es decir Dejará de serlo cuando estemos allá. Pero, en este caso, siendo sólo dos los hombres que van caminando a través de los matojos, está claro que no se puede hablar de doblamiento, el desierto volverá a ser desierto cuando estos dos se vayan.”

El evangelio según Jesucristo, José Saramago

1 comment
  1. V said:

    Me alegra que estes leyendo ese libro. Ojalá lo disfrutes tanto como yo. Te quiero infinito. Besos!
    Vicky

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: